¡Yo te creo, Nicole!

Es un poco fatídico esto de que el disparador para un post sean las palabras que usan los visitantes para llegar al blog y las noticias del diario, pero vamos a correr el riesgo y, de paso, abandonamos un poco el temita ese de la degeneración, que como sigamos insistiendo con el asunto –y como lo dije ya en otro post- vamos a terminar atrayendo al “público” equivocado (especialmente a esa tribu urbana que llamaremos “la masturbanda”, compuesta principalmente por hombres de diferentes edades, que usan desmañadamente el buscador y creen que poner “ver el video prohibido de Nicole Neumann” para luego presionar el botón “Voy a tener suerte” de Google, es el equivalente a arrojar una moneda en la Fontana di Trevi)

No es menos atemorizante el hecho que el segundo lugar en las búsquedas –considerando el porno-destape-sexual-de-cantantes-latinos-sexo-con-ballenas-alessandra-rampolla-flaca-desnuda como un solo primer lugar- lo ocupen inquietudes como “fondos para mi computadora emo”, “que son los eteres y los depresivos”, “como ser emo”, “nombre de depresivos”, etc… El panorama no deja de ser desalentador. Porque uno cree que “el nene está tratando de llamar la atención con esos horribles piercings y el maquillaje” y después se entera de cosas como ésta.

El rayo de esperanza lo aporta aquel lector que puso “como debo de escribir si soy una persona”… A pesar de la rudimentaria formulación gramática, este ser aspira a mejorar. Quizá falto de material bibliográfico, busca referentes en la red, plumas inspiradas que le indiquen el camino a seguir en la carrera de formación del alma, de modelación del carácter literario y de imprimación del espíritu en un estilo expresivo. Y termina cayendo en el post del queso rallado humano. Y si, no hay con que darle, cuando uno nació bajo una mala estrella… La otra posibilidad, que no descarto, es que se trate de un alienígena que trata de infiltrarse entre nosotros y toma cursos de humanidad por Internet.

Para finalizar, cabe mencionar que acabo de volver del correo. Los muy turros dejaron un aviso de visita por una encomienda esta mañana, aunque con una tramposa fecha de ayer. Sospecho que lo hicieron simplemente para obligarme a ir en persona y no traer el paquete a casa, como deberían. Al llegar a la oficina -que es una sucursal que me queda un poco a contramano- las persianas metálicas anunciaban algo inusual y un cartelito hecho a mano confirmaba la ausencia del personal. Sucede que, de los 365 días que tiene el año, justo tuve que ir un 7 de Abril que desde 1876 es el día del empleado postal. De todas formas, no sería justo culpar a la mala suerte teniendo algo más nefasto (como lo es el correo argentino) involucrado en la situación.

Como sea, disfruten de esta versión (y con la inclusión de este video ya debería haber limpiado el buen nombre de los covers) de Jimi Hendrix sobre un tema de Albert King.

Anuncios

3 pensamientos en “¡Yo te creo, Nicole!”

  1. Cabe mencionar tambien las dos horas de cola que tuve que hacer hoy en el correo central para despachar una carta. Lo peor es que habiendo pago facil por todos lados, la gente va a ocupar cajeros y espacio en el correo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s