Sin nombre

Creces cuando descubres que ya no jugarás en la Primera de Boca.
Creces cuando descubres que ella no volverá.431px-The_Death_of_the_Grave_Digger

Creces cuando descubres que no has llegado a ser lo que imaginabas que serías.
Creces cuando el tiempo viene a desgastar y a cortar los bordes de tu efigie al enfrentarte al espejo de la Vida.
Creces cuando la mitad de lo que dices que eres es la mitad de lo que ya no está.
Creces cuando el pasado irrumpe por la ventana del alma, desordenando las hojas.

Y las olas que borran las huellas de las que se alimenta el mar, y los otoños que vienen a morir en nuestros ojos…

Así será, dicen, así será…

Anuncios

8 pensamientos en “Sin nombre”

    1. Había leído este comentario hace un tiempo, pero no tuve oportunidad de responder algo a favor de lo escrito. Es una “sarta de clichés”, sí, lo es, o sí lo son. Tuve muchas reservas en el momento de publicarlo porque casi casi no era yo, o lo que acostumbro a publicar o a escribir simplemente.
      El problema es que la persona que lo publica emprende una cruzada teológica contra aquel que piense diferente, como quien diría, a ellos les falta una Sociedad Thule y listo. En todo caso, voy a hacer uso de mi buena fe, y suponer que solo nos referimos a lo escrito, amén de las personas.
      Sí, es cliché. Una sarta, también. Pero también es verdad. Ojalá estuviera en mí la posibilidad separarme entre el “yo humano” y el “yo culturizado” que tanto se afana en criticar a Bucay, Coelho, y a Macri. Pero no, a veces ocurre que soy humano, y me concedo la libertad de desatarme de prejuicios en aras de improvisar. Supongo que eso es la vida también, una sarta de clichés que además peca de obsceno por lo repetitivo.
      Detrás de las palabras hay personas, y detrás de las personas, deseos.
      ¿Jugar en Boca? Me hubiera encantado. Para la próxima…

  1. La vida también puede ser aprender a discernir entre algunos conceptos interesantes; que no es lo mismo escribir que pensar ni decir que ser, que de vez en cuando -sólo de vez en cuando- nos convendría no confundir las cosas y hacer un juicio de valor sobre lo escrito y no sobre el escritor, y por último ya que hablamos de lugares comunes: las cosas no hay que tomárselas tan a pecho.
    A veces para decir algunas cosas es necesario no ser tan uno mismo. Aunque sea por un ratito.
    Está lindo. Saludos, Gastonelle.

  2. De nada. Además de que me gustó el texto y quería participar de esta especie de discusión, lo hice porque vos viste… siempre te comento sólo a vos. Iban a pensar que uno acá hace clientelismo. También te amo, señor que usa corchetes en vez de paréntesis 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s