Solo letras

Tal como ocurre con las personas, también las letras se vuelven presas de su propia narrativa, como sometidas a un cuento del que tampoco el escritor puede escapar…

¿O es que acaso habrá vida después de un punto final, tú impune escritor que nos cierras las puertas al dar vuelta una página, al poner cese a aquello que por naturaleza nunca tiene que cesar?

¿Cuántos otros libros son abiertos, cuántos otros versos son pensados entre los espacios vacíos que estas letras no pueden contemplar?

¿Y desde cuál vacío se proyecta tu mano al petrificarse en la palabra, y bajo que indescriptible  hechizo nos tornamos en tótem del cuerpo y  mausoleo del alma?

“Las máscaras sólo son máscaras, para la época del carne-levare (léase, tentativamente, carnaval)…”

Anuncios

Un pensamiento en “Solo letras”

  1. Gatonelle había vuelto y yo sin saberlo. El autor es dios… esa es su ventaja, hasta puede matar impunemente a sus personajes… ya lo decía Gerard.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s