El Elefante y las nubes

Como caricia de tormentas, llega el momento en el que baja al mundo la brisa en forma de llanto.

Lágrimas de vida, dirigen la mirada hacia el cuerpo desnudo del mundo, para oler su destino.

Los elefantes son como gigantes con ojos de niño…y almas viajeras.

Anuncios

Un pensamiento en “El Elefante y las nubes”

  1. No viajan mucho ya…. pasan el mesmo hambre de los niños africanos. Poca comidita les queda. Pero, con todo respeto, nunca me pareció que tuvieran ojos de niño, tristes sí, pero de niño no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s