memorabilia

la primera vez que entré a la casa de mi abuela paterna me llamó la atención un objeto en una maceta, en ese momento medía apenas un poco más que la maceta en sí misma. era un elefantito de cerámica verde y agarraba un billetito con la trompita.

no me acuerdo mucho de mi abuela, en realidad cuando uno es chico la gente no interesa mucho.

también tenía un cuadro con reloj con líneas doradas, creo que los primeros cuelgues empezaron la primera vez que lo ví.

un reloj antiquísimo que ahora suena en mi casa dando la hora de una manera tenebrosa y solemne. todos los que entran a la mansión se asustan gracias a él. mi viejo le llama el nono porque era de su abuelo. una verdadera máquina del tiempo ese reloj.

cosas que se le ocurren a uno un domingo, no?

mordi 

Anuncios

4 pensamientos en “memorabilia”

  1. Debo dar fe, al menos de ese reloj antiquísimo y de su sonido es la hora pico…

    Y cuando lo oí, esperaba que llegase un señor encorvado con esmoquin y una bandeja y que respondiese al apelativo de “Igor”…

  2. La inverosímilidad de los objetos materiales que producen estas ideas es la correcta magnitud de su valor (y no su precio, como uno podría tentarse a pensar). Igor debe extrañar las campanadas, espero que lo hayan vendido a alguien que viva cerca de una catedral por lo menos.

  3. un elefantitio, la infancia, un reloj y mis ganas de escuchar un sonido que provoque una imagen “Igor”

    Todos los objetos de mi infancia en casas de tías viejas se han ido con el tiempo y la codicia de los herederos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s