Eleusis

Vender el alma al nuevo sacrificio de los novedosos métodos de inseminación del bolsillo…

Expandirse con la estirada ruta que marchitan los modernos métodos de ramificación de la aventura humana…

Sumergirse junto con el último aliento, en el vestigio que derramaron otras manos antes de amputarnos en la técnica…

Y dejarnos solo los codos…

Caminar bajo, entre, con y desde las sombras…

Sortear el vacío que impregnan los rostros sin nombre que dibujan los números de la historia…

Imantarse en la ley bajo los dientes…

Como si ahora fuésemos nosotros, realmente,

los que convencidos de sorprenderse,

presenciamos cómo nos arrebatan,

lo que a otros hemos robado.

El frío de junio,

abrigábase en otras partes.

El acertijo sigue siendo el mismo:

Vender o desprenderse de la penumbra que proyectan las palabras sobre el abismo que hace tu rostro al mencionarte.

Y que tan poco se parece a dios…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s