Miguel murió en San Juan

Miguel murió en San Juan.

Tenía sulfuro de luna en las venas…

Y sangre de alfil en las entrañas que lo desnudaron ante el Coloquio de la plaza.

Contaba los rostros con los años, y conversaba con una sonrisa en la panza.

Había pensado en que no podría conocer a nadie que compartiera su frío…

hasta que conoció San Juan.

El licor de viaje lo llevó a recorrer al fuego en su corazón…

Descongelando cuerpos y nombres,

que en montañas de besos y pliegues se hicieron recuerdo…

Miguel murió en San Juan.

Y nadie volvió a verlo…

Anuncios

Un pensamiento en “Miguel murió en San Juan”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s