Cercanía

Volar despojado de cielos…

De la espalda de la mano que extiendes hacia el mundo, susurras una sombra que viajera impacta contra el brillo que esparció el eco de tus ojos.

Hay un adiós que no conoce de fronteras. 

Un exilio de las palabras al hablarse solas, así, des-confesadas de tiempo.

Los instantes se mueven entre los latidos que nutren al sueño…

Cuando hayas de escribir, recuérdame:

“como nigromante en el epitafio

que hacen los olvidos al partir…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s