fragor en una noche de verano

el aleteo de tu sonrisa en mi memoria, no me deja dormir por lo que escribo éstas palabras sin dueña.

 

el estremecimiento comienza

en el fuego de mis labios

que bailan en el centro de tu ser

 

la fuerza de mi pasión

ondula tu moreno mar

 

ecos primitivos

salen de tu garganta

clamando el goce

mordi encontré una musa, nada más que ella no lo sabe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s