miríadas de miradas que culminan en un beso

una cuerda invisible empieza a atarnos,

salío de tus ojos

entró en los míos

un aroma nos embriagó,

lentamente

y decididmos beberlo

nuestras bocas se juntaron

irremediablemente

como dos imanes opuestos

mágicamente hechos

para unirse

disfrutamos del hechizo.

mordi no me puedo dormir y las musas del erotismo me perturban

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s