Sin Título IV

Un destello en la noche. Un suspiro en el aire. Una exclamación sofocada por el aliento inabarcable para nombrarlo. Eso somos. Una brisa matutina. Rojizo entre nubes que aplacan al sol escurridizo. Una vela encendida en el último rincón del mundo. Una sombra pasajera. Una mirada que aletea sin encuentros. Una idea olvidada. Un dolor infundado. Un recuerdo dibujado entre el neblineo del frío de junio. Un espectro de pasado que se imprime en el suelo. Una exaltación del corazón imprevisto. El último trago de cerveza tibia. Un chasquido de dedos. La presurosa empresa de la nada en la hoja en blanco. El terror de encontrarnos. Un paseo indescriptible. Una silueta perdida. Una figura embalsamada entre relampagueos del trópico. Una figura de la mano infante. Un pergamino de ceniza en el último aliento que consume la colilla de cigarro. Un cable de electricidad impactando contra el paisaje turista. Pelusa de bolsillo. Boleto de colectivo. Un número de patente. Éxodo de tiempo. La elección de las palabras. La elección de los destinos invisibles que escapan de nuestra faz. Boca del 97. Lo que esperan de nosotros. Lo que espera en nosotros. Un libro sin leer. Una frase recortada. Un aviso. Un silencio. Un papel. Una mano. Eso somos.

Violencia de clases, lucha urbana, moral económica. Eligiendo lo necesario, nos encontramos necesitados de elección. Cualquier elección. Lo primero que aparezca. Aunque sea impensable. Aunque signifique bailar descalzos…mientras nos sonreímos al morir lentamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s