PERDIDOS (una metáfora del naufragio argumental)

Les advierto de entrada que eso de que hay que conocer algo para criticarlo es una falacia pergeñada para obligarnos a consumir y probar idioteces o a callar frente a ellas. Y si fuese un fabricante de excremento no podría estar más de acuerdo con la idea, porque una vez que te embarraste en el producto, ¿qué me podría importar si no te gusta? Afortunadamente, no necesitamos darle una probada a nuestras deposiciones para entender lo que son: una cagada.

Me preciaba de no haber visto y ni siquiera tener idea de que se trataba la recientemente finalizada “Lost”. El primer rechazo lo sentí cuando veía la cantidad de tarados que se embrutecían hablando sobre el tema como si teorizaran sobre dialéctica. Cuando amigos a los que respetaba me contaron que también la veían, tuve que cuestionarme si acaso no estaría omitiendo una joya camuflada en el barro de la adulación popular, pero ni siquiera saber que el querido Alfredo Casero actuaba ahí fue suficiente para torcer mi decisión.

Cuando vi toda la prensa que acaparó el capítulo final de esta serie –que aún con todo el “fervor” que despertaba entre sus seguidores, no llegó a las marcas de Seinfeld, finalizada hace más de una década- hice lo que hago con muchos libros que no alcanzan a interesarme lo suficiente para comprarlos: leer el final (amparado en una serie de razonamientos que concluyen invariablemente en un “ma si, igual no lo voy a ver nunca”, una consulta a la última página puede ser determinante para transportar un título de mi infierno al “purgatorio” literario).

ATENCION: El siguiente párrafo NO contiene spoilers, porque es imposible arruinar algo que nació podrido. O sea, siga leyendo con confianza, que después de esto, no pienso ver nunca esta idiotez.

El caso es que cuando quise ver qué pasaba con esto de “lost”, cuya premisa es la de un grupo de personas varadas en una isla, imaginé algo al estilo de “Gilligan’s Island”, quizá sin el agregado del humor. Podríamos decir que el único parecido con la isla de Gilligan es que al final parece que la cosa no tenía que terminar ahí. En el caso de la memorable serie de los ’60, el final abrupto se debió a la cancelación de la misma en su mejor momento y cuando todo indicaba una nueva temporada. Con “Lost”, ni sus creadores estaban seguros de adonde querían llegar. Habían estado tan ocupados “encantando” a su público, vendiéndoles que estaban viendo “el futuro de la televisión” (en palabras de un crítico hace un par de años), que no tenían la más pálida idea de cómo resolver la maraña de complicaciones que habían tejido, sin caer en la decepción, sin dar oportunidad a los conjeturadores de decir “¿viste? Al final era como yo había imaginado”.

Tarantino demoró su “Inglourious Basterds” debido a que tuvo problemas con el final de la película (que por cierto, merecía un millón de veces más el Oscar que el bodrio ese de la mujer de Cameron), pero tomó una salida valiente y cumplió con aquello de que un final debería ser “sorpresivo pero inevitable”. Lost, por otro lado, tomó la alternativa de Karina Jelinek –el único ser de la tierra que no parece más inteligente cuando no responde- con una especie de “lo dejo a tu criterio” argumental. Eso si, por lo que se puede apreciar en diversas notas, los creadores se apresuraron a decir todo lo que no era y a derribar las teorías más fuertes del público. Resumiendo, el mensaje sería el siguiente: “Efectivamente, tiene pico, plumas, vuela y nada, pero no, no es un pato. Tampoco es un cisne. No, ni siquiera es un ave, no, no. Pero tampoco es un mutante, ni un dragón o un ángel, por si alguien lo está pensando. No, flaco, es una metáfora de que no siempre tenemos todas las respuestas en la vida y tenemos que aprender a vivir con ello… No, no es el pie para una continuación, no vamos a hacer una película ni una secuela o precuela. Se acabó. Gracias por mirar.”

TONY

Anuncios

16 pensamientos en “PERDIDOS (una metáfora del naufragio argumental)”

  1. Yo tampoco vi la serie Lost. Intenté, lo reconozco, pero no me llamó la atención. Cuando la agarraba en la tele estaban una y otra vez en idénticas situaciones los muchachos. Perdidos en la isla, mostrando su extrañamiento por no saber cómo salir, etcétera. Pero sí he encontrado gente fanática o seguidora de la serie. Realmente siento pena por ellos, porque son diferentes a mí, y porque no entiendo cómo puede haber gente capaz de malgastar su tiempo de ese modo tan triste.

    Respecto a “Inglourious Basterds” me parece otra de esas tantas películas del tipo “nosotros los judíos dueños de las productoras cinematográficas mostraremos una y otra vez hasta hacerles reventar el cerebro lo malos que fueron los nazis y lo buenos que fuimos nosotros y los aliados”. Me tienen las bolas llenas, yo ya no las veo: desde entonces soy una mejor persona. Sé cómo retratarán a los bandos, sé que pasará y como terminará.

    El Oscar se lo merecía Pino Solanas!!!

    Y muy bueno el post, por cierto.

    1. En realidad, Inglouroius Basterds pinta a los “judios americanos” (los bastardos del título) como vengativos y sanguinarios, repitiendo atrocidades, más acorde a esa perversa idea contemporánea, tan abrazada por la izquierda, de querer identificar a los judios con los nazis. Es una película con ímpetu cowboy, algo habitual en Tarantino. Andar “ideologizando” todo nos amarga la vida y nos impide disfrutar de lo que es en realidad -y destaco a propósito del post- una joyita de narración y desarrollo psicológico, además de una excelente película de sangre y explosiones.

  2. yo ni empedo mire Lost, lo vi una vez y no entendi un cazzo y me parecio una pelotudez total…que se jodan todos los pelotudos por haberse fanatizado: ahì tienen su merecido: un final de mierda. Que se vayan todos a cagar. Odio A Todos.No me jodan.Pierdanse todos en una isla y dejenme sola, Vayanse a cagar lost. son todos putos.

    1. Amen, sister!

      También, que se puede esperar del mismo estúpido que hizo ALIAS.

      Cualquiera de las diez películas merecía el Oscar más que The Hurt Locker.

    2. Momentito… que Casero se haya prestado a este papel no es motivo para que lo descalifiquemos de esta manera tampoco. Todos tenemos bajones, un tropezón no es caida, nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario y en casa de herrero cuchillo de palo. Con lo demás estoy perfectamente de acuerdo!

  3. Pues si…es una soberana pelotudez opinar sobre algo que no se ha visto. a donde esta el sentido de la objetividad?

    Te lo resumo facil….LOST es de lejos la serie mas compleja que ha parido la TV americana,,,

    El tema de que es la isla es o era lo de menos…que al final igual si se resolvio…( que amuchos no les guste es otra cosa)…el tema principal de lost eran sus personajes…seres tod complejos solitarios y con necesidad de redencion…

    redencion que al final llego para todos los personajes….

    y eso fue para mi lo mas importante! No solo el destino sino todo el viaje.

      1. Fan indignado, sinónimo de peligro. Vos más que nadie deberías saberlo jajaja.

  4. TONY :
    Todavía no veo todas las demás (creo). Pero de las que voy viendo, me parece que si.

    La más flojita es “An Education”, pero zafa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s