Eos y la Necrópolis

Dolor es aquel que nos entorpece al hablar con aquel que tartamudea al oír: o la resaca de ser todos los días uno mismo.
Y nuestro odio es expulsado por catapultas de ébano amazónico: allá lejos, en donde fulguran ciudades y civilización. Soy un preso más de este concepto de “libertad” y lo admito: trato de no empalagarme con tanta dulce palabra, salvo que me conduzcan éstas a buen puerto. Especulo, porque miro con desconfianza a esa alteridad que se disfraza de otros…buscando acaso redención golpeo la puerta de la muerte.

Toc, toc.

Disfrazados también, caminamos entre disfrazados que disfrazan el mundo con largos andamiajes de palabras y “teorías locas locas” sobre lo que se pierde en el camino al vivir. Acaso amar.

Toc, toc.

Son vientos de orilla serena los que excitan a este tiempo a campear la brava tormenta de furia divina.

– ¿Quién es?
– Soy Gastón. ¡Abrí!
– Contraseña por favor.
– Estoy cansado.
– Yo también.
– Y he aprendido.

Estamos los que buceamos sobre nuestros pensamientos para encontrarte. Los que no piensan en pensarnos. Los que nos recuerdan en un olvido: los que no nos recuerdan. Los que no nos han olvidado, y nunca lo harán.

– ¿Qué es lo que te ha demorado?
– La vida.
– Sí, suele ser un gran problema burocrático.
– ¿Y ahora qué?
– Menos papeleo.
– ¿Menos vida?
– Menos muerte en realidad. ¿Pero lo vale?
– ¿Qué cosa?
– Vivir.
– Cada instante.
– Entonces, ¿por qué tocaste a mi puerta?
– Para preguntarte si es que lo vale.
– ¿Qué cosa?
– Morir.
– Cada instante.

Anuncios

3 pensamientos en “Eos y la Necrópolis”

  1. Si, es verdad..a veces los golpes de la vida te hacen desear la muerte..Pero buscar la muerte es una salida muy fàcil,casi cobarde.Lo valeroso es enfrentar dìa a dìa la vida tal como viene, con sus problemas, sus quilombos,los golpes fuertes. La recompensa està en la satisfacciòn de salir airoso, de resolver cada situaciòn de la mejor manera posible y aprender de lo vivido, aùn de los errores que se puedan cometer en el camino.
    La vida no es màs que un cùmulo de pruebas…es rendir exàmen todos los dìas..y el Gran Profesor te evalùa y decide.
    La tìa Inquieta, una vez se acurrucò en las vìas del tren Mitre, esperando. Dos manos blancas la sacaron justo en ese momento.Y desaparecieron.
    Me fui de tema o entendì cualquier cosa?
    Bue, como sea…la vida es linda, linda..y hay que disfrutar cada instante.Tratar de verle a todo el costado positivo,es asì como se resuelven las cosas…y para bien.
    Porque como dice mi abuela, todo tiene soluciòn, menos la muerte.
    He dicho.
    Y si no tiene nada que ver con lo que escribiò Gastoelle, me importa un cazzo. Los quiero. Mucho. Chau!

  2. Soy rehacio a explicar mis textos…desde hace un tiempo ya.

    Pero hablo de muerte como mutación, cambio, transformación. Sé a ciencia cierta que no hay tal cosa como una “extinción definitiva”.

    En fin…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s