OTOÑO, DÍA DOS

Hoy desperté sin saber que Otoño había llegado. Apolo se esconderá temprano, y lo voy a extrañar. Tuve un sueño anoche que no recuerdo, pero que me despertó con una idea zumbando: quizás todo lo que crea de mí sea solo un engaño.

Quizás corre una historia paralela al mundo que conocemos; territorio que no se sumerge en nuestras definiciones. Quizás yo no sea quien creo que soy: ni vos tampoco.

Llegado Otoño, los amores nacidos en esta época durarán más, y las hojas secas al suelo se plegarán como alfombras-testigo de un tiempo que me recuerda a otros tiempos. El frío siempre me recuerda a las caminatas al Técnico: me recuerda a Catamarca también.

Otoño me da melancolía, pero estoy listo. La fuerza del Verano se ocultará en esa dulce melodía de Otoño.
Todavía nos queda Abril…

Anuncios

34 pensamientos en “OTOÑO, DÍA DOS”

  1. qué bonito. me conmoví.

    Llegado Otoño, los amores nacidos en esta época durarán más…

    en serio??? hay que enamorarse en otoño entonces.

    O, por el contrario,no hay que enamorarse en otoño.

    1. Yo dirìa que no hay que enamorarse. En ninguna estaciòn del año. El amor duele. Yo aprendì a no enamorarme màs.
      A mì tambièn me conmoviò el relato. El otoño me recuerda a cuando era chiquita y mi mamà me llevaba al cole y jugàbamos a pisar muchas hojas secas y crujientes.
      El otoño me entristece.
      Ya se fue mi escudo protector, que es el verano…se fue ràpido.
      Hoy me siento para el orto. Serà la lluvia.
      Saludos.

      1. Gracias MALVINAS ARGENTINAS por venir de nuevo! Y sí los pibes son lindos no te puedo mentir y tienen un arrastreeeee………

  2. Querida Candelaria, me vas a seguir a todos los blogs para bardearme? por què no te dejàs de joder? Sos una mina grande..ubicate.
    Ninguno de los 3 que hacen este blog merecen tu conventilleo.
    Siempre digo pelotudeces, pero asì y todo,nadie me falta el respeto.
    èsta vez no me prendo.
    bye!

  3. mirá tarada, yo no se por qué venís a este blog. a mi me invitaron. dudo que sea tu caso porque si algo que sobra son los infradotados dispuestos a decir estupideces por la red.

    sory, pero no tengo tiempo para discutir con seres inferiores.

    1. Niña Candelaria, no agreda a nuestros lectores. Todos los enlaces que se dejan en la red son una invitación abierta. Si la invitaron personalmente, bien por Ud., puede estar en desacuerdo absoluto con quien quiera (lector o autor), a todos nos gusta la polémica. Pero no se puede agredir personalmente a nadie.

      No vamos a hacer un decálogo pero puede ir tomando nota.

  4. Es verdad, yo vine solita..creo que fui una de las pimeras en venir. Serà que me identifiquè con el tìtulo del blog.
    No tuve el honor de que me invitaran a participar, como a vos. Te felicito. Pero como te dije antes,no tengo ganas de bardo,ni discuciones, ni peleas,ni conventillo..
    Entonces, como vos fuiste invitada y yo vine de colada, y viendo que la tònica de la cosa va a seguir asì in eternum,te dejo con tus amigos. Yo me retiro.Estoy realmente cansada.

    1. Mis queridas Inquieta y Candelaria :

      Me parece muy bien que tengan diferencias, pero es innecesario insultarse y comportarse como si tuviesen 10 años, ya que todos somos gente grande. Gracias por seguir junto a nosotros, y desde ya esperamos cuantos comentarios deseen hacer siempre que no se peleen tontamente.

      Besos a ambas.

  5. Juro que no me la veía venir…Será el Otoño? Serán las armas psicotrónicas?

    Quiero acoplarme y adscribir al comentario siempre cauteloso del señor Tony: debatir, polemizar, dialogar, re-flexionar, y hasta putearse entendiendo que subyace y nos precede en el discurso un respeto natural por el otro, es aceptable. Quizás estos días nos tengan así, quien sabe; pero tratemos de comprender que el mundo es un lugar demasiado frío, violento y enfermo como para proyectarlo en éste espacio que INTENTA pronunciar alguna otra cosa (por eso, entre otras cosas, somos 3pelotu2).
    Pero cada uno hace lo que puede con lo que tiene: no quiero tampoco juzgar a nadie ni establecer lo que está bien o mal, simplemente exhortaros a cuestionarnos al menos en estos exabruptos.

    Me extendí un poquito de más en la contestación porque me recordó esto a algo que pasó y que cada tanto sucede en mi vida. Me he enterado nuevamente (de por personas de las cuales dudo de su “buena intencionalidad”) de gente que habla mal de mí a mis espaldas, sin haber entablado ningún tipo de relación conmigo (sin haberme dado la oportunidad de que les caiga mal voluntariamente). Entonces, al margen de la molestia natural que uno puede momentaneamente sentir cuando suceden estas cosas, me pregunté por cuales podrían ser las razones que se movilizan cuando una persona reacciona así con otra (la conozca mucho, poco o nada – y sí, reflexiono casi sobre todo). Me pregunté a su vez, qué fuerzas se manifiestan en mí cuando soy yo el que se va enajenado a proferir cosas gratuitamente respecto a los otros. Si bien mi conclusión no es definitiva, siento en parte que nos mueven en esas cuestiones nuestros más íntimos miedos. Encontré que cuanto más orgulloso me sentía(en el sentido de vanidad) más débil estaba. Es como si nos hubieran educado a que el ego debe ser defendido a costa de la auto-aniquilación. Como si lo que nos dijeran (ya sea malo o bueno) pueda llegar a definirnos por completo. A veces, cuando criticamos, no estamos haciendo otra cosa que proyectar nuestras inseguridades en el otro: porque la mirada del otro a veces puede parecernos como la mirada malvada que nos ponga al descubierto y vulnerables.

    Como si fuera que lo que creemos de nosotros acaso nos abarque plenamente: por eso siempre he pensado que no existe un nombre que nos “nombre” plenamente. La gente nos dice y dirá cosas, como nosotros decimos y diremos cosas de otros (necesitamos comunicarnos, claro está), pero solo son éstas no más que meras parcialidades. Nuestra dimensión como seres humanos es mucho más profunda y extensa de lo que alguna vez llegaremos plenamente a ver (y ahí es cuando entra Dios, para mí). Y entiendo que alguien diga a mis espaldas cosas…quizás sea tal vez que mi presencia física o lo que fuere le recuerda a algo que esa persona no quiere ver de sí misma, o algo que simplemente le desagrade. Pero el problema es cuando sentimos que tales juicios emitidos son definitivos y eternos: es justo allí cuando nos auto-privamos de entendernos como lo que “realmente somos”.

    Por ese este escrito mío dirá en algún momento: “Quizás yo no sea quien creo que soy: ni vos tampoco”. Nada de lo que digan nos definirá absolutamente: nada de lo que creamos de nosotros tampoco nos definirá absolutamente. ¿Mala leche, malestar emocional o simplemente locura? Todo ello junto creo yo. Sigo pensando que cuando agredimos, lo hacemos también sobre nosotros mismos.

  6. a mi favor lo unico que puedo alegar fue que Inquieta empezo la pelea. en otro blog me discrminó socialmente. y trató de que todos me discrminaran. fue un episodio bastante grotesco y por demás traumatizante que estuve tiempo para lograr superar y no se si lo logré. pero no volví a pisar ese otro blog donde va la gente como inquieta a discriminar a la gente como yo.
    y ya sabemos que la violencia genera violencia, y asi es como entramos en una espiral de violencia.

    1. No, nada de eso. Yo hablo así aunque esté hablando con el tachero del clima, o del partido del domingo. Y no intento universalizar nada, ni mucho menos imponer una teoría unilateralmente. Simplemente aventurarnos juntos a pensar ciertos asuntos.
      Se también a peso de patadas que la vida es dura, pero también se que tiene su encanto. Intuyo un punto intermedio, entre la barbarie pesimista y la locura idealista de los utopistas, y me inclino a que charlemos teclado mediante.
      No es mi intención finalmente presionar o imponer nada: la vida es un misterio para mi que no tiene una salida “racionalizable”.
      Si utilizásemos nuestra energía para vituperiar a otra persona del mismo modo que para dialogar, creo que nos sorprenderíamos mucho de nosotros mismos. Y nadie la está atacando: hablar, comunicarse, tiene estas “consecuencias”.
      Que tenga un muy buen día.

  7. Entiendo que lo que Gastonelle intenta entablar aquí es un “diálogo”, según el mismo lo manifestó en otra oportunidad. Y él es filósofo, así que sus conceptos deben estar vertidos con el asidero correspondiente, solo que el no va a pretender sacar algún aval especial de esta condición, creo yo.

  8. Ah, y ya me cansé!! Resulta que escribo cursi (para mi gusto) porque me rompen las pelotas de eso que “no se entiende”: como si una construcción literaria tuviese la característica principal de ser conceptualmente clara. Y resulta que consecuencia de escritos así, se ponen todos violentos.

    Vuelven los escritos “indescifrables” y las prosas “innecesariamente complicadas”…A ver si rompemos un poco con esta necesidad destructiva de la mente de “entenderlo todo”.

    P.D.1: Aunque escribir así de cursi abrió una nueva dimensión creativa…veremos, no prometo nada.
    P.D.2: Notesé como a una línea de distancia me retrotraje de lo dicho previamente.
    P.D.3: Humanidad, humanidad!

  9. Es algo curioso el complejo de inferioridad, hace que alguien se crea siempre superior y cuando se lo critica siempre ataca…

    PD: Uno deja de bloguear por unos dias y mira lo que se pierde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s