TECNOFÍLICOS

Versados en el raciocinio de la Ilustración, hombres de la empobrecida cultura blanca, imitaron a la criatura mecánica: maravillados por ella, les era imposible no pecar de narcisos. Llovió petróleo y vapor negro, por sobre las columnas de humo de las villas africanas incendiándose, en un punto remoto del sur conocido. Los gritos engarzados a las abolladuras: tornillos y torrentes de verde inorgánico redundaban la ansiosa predilección de un ser tan necesitado de espejismos, como de un entorno artificial para su perfecta imagen de rechazo al cosmos…
Enlazaríamos, en pleno vuelo, a las tormentas de metal con el grueso diámetro de nuestras ideas: que hechas hierro, apresarían los últimos vestigios de Amazonas. Mostrarían cuan lejos se podía morir, para dejar en claro y distinto un expresar exquisito del término occidente.
Claro está que, el progreso indefinido o el proletariado son especies de mesianismos anacrónicos: mutatis mutandis, arribaríamos a Venus con la promesa del Enviado debajo de todas las chapas de metal de las villas de emergencia…resplandecen desde el espacio.

P.D.: Es martes y llueve…¿Qué más quieren de mí?

Anuncios

3 pensamientos en “TECNOFÍLICOS”

  1. P.D.: El término “Tecnofílico” es un neologismo (es decir, es una suerte de palabra híbrida) que denota a aquellas personas que aman a la tecnología. “Tecnofilia” sería entonces el deseo o apego desmedido por la tecnología.

    Por si cayeron a este pozo del Averno, y no saben como salir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s