AGGIORNAR LA MISERIA

TONY: (…) el “happy hippie” no es más extremo que cualquier otra cosa, es simplemente una moda, y más que chocante resulta graciosa, principalmente por los consumidores (incluidos nosotros quizá) que por el producto mismo. Al menos esa sensación me daba a mi: hoy asistimos a un local de la Hippie Unlimited Co. pero si fuera una década y media atrás sería un local de comida gourmet, sirviendonos sushi. Pienso que lo invariable sería la milanesa de la vuelta y la parrillada que te vende vacas educadas en Harvard, de querer encontrar extremos…(entiéndase que digo desde afuera lo que el texto ve situandose adentro: “ponerse un bar…“)
IVAR: Si, sobre todo cuando estos “consumidores” pasan de ser seres con ideales definidos a estereotipos con frases definidas. Nunca tuve dinero para comida gourmet, pero si para la milanga.
GASTONELLE: Me pinta un clonazepam ahora me pinta…
IVAR: Yo te lo pinto…
GASTONELLE: Upalalá!
TONY: Salud caballero! la ronda de fluoxetina después va por mi cuenta…
GASTONELLE: Con respecto al texto en cuestión, la intención solo era recalcar contradicciones inherentes a nuestra sociedad conservadora y neurótica (y cuando hablo de sociedad, no hablo solo de terceros, sino que a su vez me incluyo en la misma). Tipos que cuando son empleados sufren muchos atropellos de sus jefes, pero cuando se convierten en jefes, copian los mismos métodos criminales de trato. Los bares “happy hippie” que con fotos del Che Guevara en la pared te cobran 10 pesos una Quilmes. Tipos que, si les cambias la ropa (y los bañas) en nada se diferencian del mozo del café París (en otras palabras, lo ideológico se ha vuelto una moda más). Personas que te hablan de teorías comunistas y/o socialistas, pero tienen menos sensibilidad social que un repollo. Hablo de esos que cuando tiran la basura al basurero, creen estar salvando el ecosistema: pero desconocen que esa basura va a parar a un basural, proveedores de vitaminas básicas para clases sociales “marginales”. Hablo de una sociedad sin más, que mientras nuestros paisajes se parecen cada vez más a los de África, parecemos empecinados en aggiornar la miseria…aggiornar la miseria…aggiornar la miseria…aggiornar la miseria…aggiornar la miseria…aggiornar la miseria…aggiornar la miseria…aggiornar la miseria…

Anuncios

4 pensamientos en “AGGIORNAR LA MISERIA”

  1. Creer que se tiene ideologia por ir a un bar happy hippie con fotos de los ideologos en las paredes, creer que hablar de la misma nos la provee, creer que el lugar en donde estamos es un basurero sin de verdad haber visto uno y peor de todo leer lo que se escribe al respecto por alguien mas “sensible” a estos temas…

    ¡ES LA MODA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s